Las abejas: Heroínas que protegerán nuestra salud ayudando a conservar el planeta

“Usted es muy abeja” me dijo mi primo después de que le ayudará a resolver un ejercicio de matemáticas. “No, no soy una abeja” le respondí, pensando a que se refería a mi poco tamaño, cuando en realidad me quería decir que era muy trabajadora, algo que no dista de la verdad. Las abejas son muy laboriosas y su existencia es muy importante para la supervivencia de los ecosistemas y de los humanos. En este artículo te vamos a contar cómo se pueden plantear soluciones ambientales a partir de su existencia y de los productos que ellas elaboran.

Los apicultores, aquellos que trabajan de mano con las abejas

Juan Carlos Castañeda es el representante legal de Apiarios Castañeda, empresa que se dedica a elaborar y comercializar distintos productos como la jalea real, miel pura, propóleo y tintura de propóleo. La empresa es un legado familiar, según afirma Juan Carlos, ya que su padre se había dedicado a la apicultura desde 1970, así que Juan Carlos decidió seguir su ejemplo y empezó a comercializar los productos apícolas que fabricaban, fundando de esta forma su empresa y en el 2016 lograron ser parte de Negocios Verdes.

La apicultura, alternativa económica y ambiental de futuro

Con apicultura nos referimos a la actividad de criar abejas con el objetivo de aprovechar los productos que ellas fabrican. Se observa entonces que toda esta actividad gira alrededor de las abejas, razón por la cual aparece la pregunta ¿cómo se crían las abejas? Éstas se encuentran en las colmenas, que consisten en tres cajas de madera, organizadas una sobre la otra; cada una tiene 24 cm. de alto, 51 cm. de largo y 43 cm. de ancho. La caja inferior es la cámara de crías, que es donde se encuentran los huevos que pone la abeja reina. Las otras dos cajas superiores son llamadas cajones de producción, puesto que allí se elabora la miel. Cada caja posee diez marcos de madera recubiertos de cera de abeja, para que las abejas realicen allí sus labores. El apicultor, quien está a cargo de todo el proceso, viste de overol blanco (a las abejas les molesta los colores rojo y verde), guantes de cuero, máscara negra y botas.

De todo este proceso, se pueden obtener varios productos, siendo uno de ellos es el propóleo, el cual es una sustancia viscosa elaborada por las abejas a partir de las resinas de los árboles y que se origina para reforzar la estructura de la colmena y prevenir enfermedades de las abejas dentro del panal. Para los humanos, el propóleo se considera un antibiótico y un antiviral natural, puesto que con éste se fabrican jarabes y otros productos derivados para tratar algunas enfermedades respiratorias y problemas gastrointestinales. Mirándolo desde otra perspectiva, las abejas son una fábrica farmacéutica que nos brindan productos naturales

En la siguiente imagen encontrarás todos los beneficios del propóleo.

Beneficios del propóleo / ALUNA

Para obtener el propóleo, se recolecta la resina que se encuentra en la parte superior de los cuadros, se realiza la maceración, se mezcla con miel y luego ese producto se lleva a un laboratorio para terminar con el procedimiento. Sin embargo, en algunas ocasiones el propóleo puede provocar mareos, alergias y somnolencias, por eso es necesario acudir a los consejos de un médico.

La contaminación por parte de la industria farmacéutica

La elaboración del propóleo es amigable con el medio ambiente ya que su producción es artesanal, por lo que no se utilizan insumos químicos y no emiten gases de efecto invernadero. Además, no crea dependencia como otros medicamentos. Algo que no sucede con la industria farmacéutica, que, aunque se encarga de producir los medicamentos que alivian nuestras enfermedades, genera varias problemáticas al medio ambiente que pueden llegar a repercutir en nuestra salud.

El daño ambiental que ocasionan los fármacos se evidenció de manera contundente en Pakistán, entre los años 2000 y 2003, cuando empezó a disminuir la población de buitres de lomo blanco. De acuerdo a un artículo publicado en la revista Nature, la muerte de estos animales fue provocada por el hecho de consumir carne de ganado que contenía restos de diclofenaco, un antiinflamatorio que consumían los bovinos.

Cuando vamos al baño, los medicamentos son eliminados por medio de la orina y las heces, o también pueden ser desechados directamente en el inodoro o el lavamanos. De esta forma, los medicamentos llegan a las aguas residuales, y ya en las plantas de tratamiento, los fármacos no son removidos por completo, por los que llegan a los afluentes de agua, ocasionando muchas veces la muerte de las especies que habitan en los ecosistemas acuáticos. Otra de las formas en las que los fármacos llegan a la naturaleza es por el hecho que los ciudadanos no saben desecharlos, es decir, no hay pedagogía a la hora de separar los residuos.

En el año 2018, especialistas del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (México) realizaron una investigación en la que encontraron concentraciones de medicamentos en cuerpos de agua de distintos países como Estados Unidos, Brasil, España, entre otros. Ya en un contexto nacional colombiano, científicos de las universidades de Jaime I, Antioquia, Antonio Nariño y Amazonía realizaron un estudio en el que recolectaron muestras de agua de las plantas de tratamiento de Medellín y Bogotá, en las que encontraron restos de distintos fármacos, como el acetaminofén.

Por otro lado, la industria farmacéutica es la responsable de gran parte de las emisiones de gases de efecto invernadero; de acuerdo con la ONG Health Care Without Harm, esta industria produce gases de efecto invernadero equivalentes a 514 centrales eléctricas de carbón. Otro estudio realizado por investigadores Universidad McMaster de Ontario (Cánada) esta industria puede llegar a emitir 48,55 toneladas de dióxido de carbono por cada millón de dólares producido. Observa la siguiente imagen en la que se encuentra resumidos los daños medio ambientales de la industria farmacéutica.

Problemáticas ambientales de la industria farmacéutica / ALUNA

Ante el gran impacto que produce esta industria es que toma relevancia las iniciativas en las que de forma artesanal y haciendo un uso sostenible de la biodiversidad, presenta la fábrica de propóleo en Apiarios Castañeda. Como se mencionó antes, su elaboración no requiere insumos químicos, de tal forma que si este antibiótico llega al medio ambiente no lo dañará. Además, esta empresa no genera emisiones de efecto invernadero.

Las abejas: a pesar de ser importantes, se encuentran en peligro

Las abejas son consideradas el ser vivo más importante del mundo, según el Instituto Earthwatch, puesto que, además de producir miel, ellas son las encargadas de polinizar las plantas para que éstas se puedan reproducir y generar los alimentos que llegan a nuestra mesa. De acuerdo La Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES por sus siglas en inglés) el 35% de los productos agrícolas dependen de los polinizadores. Sin embargo, ellas se encuentran en peligro por distintas actividades humanas como la fumigación y la deforestación. Hablando con cifras, la deforestación mundial se estima en 13,7 millones de hectáreas anualmente y de acuerdo con el informe más reciente del Ministerio de Ambiente de Colombia, en el año 2018 se deforestaron 197.159 hectáreas en nuestro país.

Y la situación se hace cada vez más compleja. En el año 2019 murieron 500 millones de abejas en Brasil, debido al uso indiscriminado de los pesticidas y Colombia no parece ser ajeno a esta situación, puesto que el gremio de apicultores del departamento del Córdoba denunció la muerte de 18 millones de abejas y la causa fue la misma; los pesticidas.

A pesar de que ser apicultor es ser “cuidador de abejas”, como lo afirma Juan Carlos, su trabajo se ve afectado por esta problemática y teme que esta problemática afecte de manera negativa su empresa. Por eso es que invita a las personas a que tengan más conciencia ambiental.

Es por lo anterior que es necesario ser más “abejas”, es decir más laboriosos para proteger a las distintas especies de animales y plantas, debido a que gracias a ellas hemos podido sobrevivir. Así que en ALUNA te invitamos a que reflexiones sobre la importancia que tiene la biodiversidad en tu vida y que tomes acciones para conservar el medio ambiente.


Entrevistado: Juan Carlos Castañeda
Representante legal de Apiarios Castañeda
Correo electrónico: apiarioscastañeda@hotmail.com
Periodista: María Lucía Sarmiento Rojas

¡Hola! Para acceder a las actividades ALUNA debes iniciar sesión con tu cuenta. Loguéate e inténtalo nuevamente.

1 comentario en “Las abejas: Heroínas que protegerán nuestra salud ayudando a conservar el planeta”

  1. Pingback: Apicultura que protege la Sierra Nevada de Santa Marta

Los comentarios están cerrados.

Scroll al inicio
Ir al contenido